top of page

TARIFA DE FLETES SE MANTIENE A LA BAJA

CONFLICTO EN MEDIO ORIENTE SIEMBRE NUEVAS DUDAS A ESTA TENDENCIA


 

El Canal de Panamá está mirando con optimismo hacia el futuro, con la esperanza de que las previsiones de lluvias se cumplan y así alivien gradualmente las restricciones de tránsito, permitiendo que las operaciones vuelvan a la normalidad para el año 2025. Este anhelo ofrece un rayo de esperanza para el transporte marítimo global, ya que el Canal de Panamá representa uno de los puntos de estrangulamiento más críticos en la industria marítima y el comercio mundial.


Canal de Panamá


Sin embargo, la situación en el canal de Suez y en el Medio Oriente en general es desoladora.


MSX Aries

Recientemente, la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán llevó a cabo una operación que culminó con el abordaje y la incautación del portacontenedores "MSC Aries", de 15,000 TEUs, mientras navegaba por el estrecho de Ormuz, antesala del Golfo Pérsico. Este acto ha elevado el nivel de riesgo para la navegación comercial en las aguas del Golfo Pérsico e Irán, que ahora se suman al Mar Rojo como zonas peligrosas.


Además, la región está lidiando con tensiones adicionales, como el masivo ataque de drones y misiles lanzados por Irán hacia Israel el 13 de abril. La incertidumbre sobre la posible reacción militar de Israel aún persiste. A pesar de estas dificultades, la navegación a través del Cabo de Buena Esperanza se ha consolidado como una ruta esencial para el 13% del comercio marítimo global. La industria naviera ha logrado absorber el impacto utilizando esta ruta, aunque es un 10% más larga y costosa para conectar Asia con Europa y la costa este de Estados Unidos.


El exceso de capacidad en la industria naviera ha sido clave para mitigar los efectos de esta situación. Se espera que la oferta de buques crezca un 9.1% este año y un 4.1% el próximo, según Bimco, lo que ayudará a mantener la estabilidad.


Por otro lado, los armadores están prolongando la vida útil de sus buques más antiguos, como lo demuestra el bajo índice de desguace de naves en los últimos dos años (0.1% de la flota mercante, el nivel más bajo en 20 años). Esta estrategia ha contribuido a mantener un equilibrio en la oferta y la demanda en la industria naviera.


En cuanto a las tarifas, el exceso de capacidad y la temporada baja de transporte marítimo han provocado una tendencia a la baja. Por ejemplo, las tarifas de flete spot desde Asia hacia Norteamérica y Europa han disminuido significativamente en los últimos meses, aunque siguen siendo más altas que en 2019. Sin embargo, persisten desafíos en las cadenas de suministro, especialmente en el Golfo Pérsico y las regiones cercanas. La congestión en puertos clave como Salalah, Sri Lanka, Singapur, Tanjung Pelepas y Port Klang podría complicar aún más las operaciones logísticas.


En resumen, el panorama actual del transporte marítimo está marcado por la incertidumbre en el Medio Oriente, el uso estratégico del Canal de Panamá y el Cabo de Buena Esperanza, y una tendencia a la baja en las tarifas debido al exceso de capacidad. Estas dinámicas continuarán impactando la industria marítima y el comercio mundial en los próximos años, especialmente si las tensiones en la región persisten o se intensifican


Suez Canal

Fuente original de artículo: https://www.mundomaritimo.cl/


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page